La pasión en un canto

0
318

Alegría, nostalgia, esperanza… así se narra un país de amores en el Día del Compositor colombiano.

No hay un rincón de Colombia cuya historia no se cuente en una canción, desde La Guajira hasta el Amazonas, desde el Pacífico hasta los llanos. Y no hay ningún recuerdo que no esté ligado a una canción. El artífice de esta magia es el compositor colombiano, una máquina de contar historias en todos los aires musicales.  

Cumbias y porros, pasodobles y bambucos, vallenatos, reguetón y urbana, baladas y pop, salsa y merecumbé, llanera y currulao, y todas las ricas vertientes de la rica música hecha en nuestro país que escriben a diario su historia.

El compositor es un artista que no lo detiene nadie ni nada para crear sus obras. Ni las guerras, ni la política, ni el dinero, ni las pandemias y los malos tiempos. En Colombia, los compositores tienen un aliado desde hace más de 70 años: la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia -SAYCO-, una entidad que vela por los derechos de autor de quienes dedican sus vidas a componer canciones que enaltecen el nombre de nuestro país.

En el Día del Compositor colombiano recordemos algunas joyas históricas que están en la memoria del país, entre una larga lista de canciones inolvidables de ayer y de hoy.

 Pueblito viejo -José A. Morales-

La piragua -José Barros-

Cali pachanguero -Jairo Varela-

La casa en el aire -Rafael Escalona-

Colombia tierra querida -Lucho Bermúdez-