Julio César Fonseca Benemelis

0
3630

Talento exponente de la salsa cubana (manzanillo ciudad de oriente cubano, 12 de abril de 1935- 12 de abril de 2002). Fue un músico multiinstrumentista y compositor Cubano, muy conocido y admirado en Colombia (su segunda tierra), que saltó a la fama desde la escasa edad de 5 años, su primera aparición se dio acabo realizando su debut  en la comparsa de su abuelo denominada “Los príncipes azules” tocando guitarra y cantando; en esa época todos en la isla querían derrotar a su abuelo quien era apodado como “El rey de las comparsas”, y de esta magnífica presentación obtuvo el primer lugar, dando molde al ícono musical en el cual se convertiría a través de los años.

A julio le venía la música de sangre, fue hijo de Fe Benemelis, quien a sus 82 años aún tocaba guitarra, cantaba y tuvo su protagonismo en la presidencia de La casa de Trova de Camaguey, al mismo tiempo sus tíos maternos Teodoro y Víctor Benemelis conjuntamente con Eduardo Salvrit integraron el trio Clave Azul contemporáneo con el legendario trío Matamoros.

Creció en un ambiente de familia musical, su musicalidad natural lo convertiría después en un compositor muy importante, en un ejecutante especialmente del bajo, de primer orden y en el más popular de toda la familia.

Julio estudió solfeo y teoría con el maestro Carmelo Varona, formador de los mejores músicos de Cuba, y a los 18 años de edad se vincula al trio Cubaneyen en el liceo Camaguey donde alternó como cantante en la orquesta de Joaquín Mendivel, y es ahí cuando tiene la oportunidad de conocer a Julio Gutiérrez, uno de las principales figuras de la escena musical de La Habana en los años 1940 y 1950. Gutiérrez lo escucha cantar y de inmediato lo invita a visitar la habana donde empieza  a trabajar en el canal 4 de la T.V y cantando en el casino nacional por ese entonces el mejor de cuba, junto a artistas de la talla de Xiomara Alfaro, René Cabel, Celeste Mendoza, Rosita Fomes.

El carisma de Julio era muy especial, tanto que lo hacía brillar, siempre bromista y sencillo; sus chistes eran interminables y no repetía uno solo, su grado de improvisación era sorprendente.

En Mayo de 1969 se funda el grupo Giron por Fonseca Benemelis, en el cual compuso varias obras para la orquesta Aragón. Desde su inicio la agrupación participó en programas de radio y televisión Nacional, y actuó en cabarets de la provincia de Camaguey y en ciudad de la Habana.

Entre otros grupos fundados por el maestro Fonseca se encuentran: Los Cesar, Los Duendes, Los Migs y Los Zeta, todos fundados en Cuba. No obstante, tocó el bajo con muchas agrupaciones, entre ellas la del pianista Felipe Dulzaides cubano y director del grupo musical “Felipe Dulzaides y Los Armónicos”, quien lo admiraba mucho como músico y en lo personal lo ayudó en todo lo que pudo. En el grupo actuaba habitualmente en el salón de juegos del entonces Hotel Habana Hilton, hoy La Habana Libre.

Desde los años 70 Julio soñaba salir de Cuba, no tenía problema alguno con la revolución, incluso era miliciano, pero deseaba conocer otros países y otros aires; es entonces cuando decide emigrar de Cuba hacia New York- EE.UU , haciendo parte de orquestas como “La Fania”, codeándose con grandes artistas como Jhonny Pacheco (fundador de la Fania All Star) , El Pete Conde Rodríguez, Ismael Miranda, y también con orquestas de gran reconocimiento internacional como lo fueron la Orquesta Harlow y la Orquesta Broadway de Nueva York.

Adicionalmente, sus grandes, exitosas y representativas obras musicales fueron grabadas por la gran y legendaria Orquesta Aragón de Cuba, la cual cuenta con más de setenta (70) años de existencia, el repertorio de esta agrupación se enriqueció con obras de autores como: Julio Cesar Fonseca y Tony Taño, dando nuevos ritmos como el mozanche.

El director de la orquesta Aragón, Rafael Felipe Lay Apesteguía (padre), ya fallecido, era un completo admirador y protector de Julio Fonseca Benemelis el cual lo conoció desde que era una niño y Rafael Lay Bravo (hijo), actual director de la Orquesta, con quien tenía una gran cercanía e inseparable lazo de amistad que los unía con él y con la familia Lay teniendo una gran hermandad desde muy pequeños cuando vivían en la ciudad de La Habana.

Entre los temas más conocidos y grabados por las orquestas mencionadas se encuentran: “De la ópera al chachachá”, “¿Juego de qué?”, “¿Mire Don José”, “Mi son es un Vacilón”, “¿Pregúntame como estoy?”, todas interpretadas por la Orquesta Aragón de Cuba.

Dulce con Dulce, tema muy conocido e interpretado por Johnny Pacheco y El Pete Conde Rodríguez, llamados la combinación Perfecta, esta canción fue grabada en el LP Los Compadres en el año 1970, La canción de apertura Dulce Con Dulce, escrita por el cubano Julio César Fonseca, fue el mayor éxito del álbum y volvió a ser incluida en el PL que grabaron llamado “De nuevo los compadres” en el año 1983.

En la década de los 80’s se radica en Venezuela junto con unos familiares maternos, y es allí cuando trabaja con la orquesta El Sexteto la Plata, y graba la obra “Don José” interpretada por la misma orquesta.

Más tarde, a principios de la década de los 90’s llega a la ciudad de Santa Fe de Bogotá-Colombia para pasar una corta estadía, y luego se traslada a la ciudad de Barranquilla donde se quedó viviendo durante 15 años, en este lugar pasó sus últimos años de vida. Se le recuerda principalmente en la ciudad de Barranquilla, donde participó como actor cómico en los programas “Aja, ¿Y qué?”; “La gozadera” y “¡Que gente, Dios Mío!” del canal regional Telecaribe.

También fundó la orquesta La charanga de Julio César”, reencauchando e interpretando obras de su autoría como fueron:

1). NADA CONTIGO (DOS VERSIONES, UNA DE ELLA VENEZOLANA).

2). ESTAS EN MÍ.

3). POR BORRACHA (DOS VERSIONES, UNA DE ELLA VENEZOLANA).

4). DULCE.

5). REVOLVER COLT 42.

6). QUITAME ESE DISCO.

7). HUYE HUYE.

8). SOY DEL MONTE.

9).MI DANZON SE TRABA.

10). EL JAMAIQUINO.

11). SALAO.

12). MI CORAZÓN SE QUEMA.

13). CARA E’ COCODRILO.

14). EL ELEFANTE TANTOR.

15). LLANTO DE UN LATIFUNDISTA.

Paco Miranda, famoso cubano melómano y conocedor de la historia de la música en Cuba, quien personalmente conoció a Julio César Fonseca, destaca que uno de sus temas más importantes, es Llanto de un latifundista, parodia de la canción Recuerdos de Ipacarai, una guaracha que popularizara la célebre cantante Mona Bell. Desde la posición de un latifundista relata a modo de crónica musical lo ocurrido en el 59 por las medidas generadas por la Reforma Agraria.

Por otro lado, Leonardo Acosta, músico, escritor y periodista de la Habana-Cuba, amigo personal del Julio, hizo honores al maestro Fonseca entre los músicos sobresalientes que dirigieron orquestas regulares de los clubes en cuba, y el aporte importante de su participación en el grupo musical “Felipe Dulzaides y Los Armónicos” en su libro titulado “RAICES DEL JAZZ LATINO, UN SIGLO DE JAZZ EN CUBA”, catalogándolo como “el mejor bajista de Cuba”. Al mismo tiempo obsequió este libro al maestro Fonseca Benemelis dos años antes de su lamentable fallecimiento. Gracias a su participación como músico en “El Descarga”, lugar donde realizaban los shows en Cuba se produjo el acercamiento de cineastas y músicos que participaban como espectadores.

Julio Cesar Fonseca Benemelis Murió en la ciudad de Barranquilla, a los 12 días del mes de Abril del 2002, día de su cumpleaños número 67.

 DATOS CURIOSOS

  • La voz de tabernero al inicio del tema “MI CORAZÓN SE QUEMA” es del humorista y productor cubano Álvarez Guedez, que en ese entonces era propietario del sello que publicó el tema del maestro Julio Fonseca: Grabaciones Gema.
  • El tema por Borracha lleva el mismo nombre de uno de los Long Play más reconocidos de toda su carrera musical.
  • Julio Fonseca Benemelis fue el creador de casi todos los grupos de Camaguey-Cuba, como hombre descomplicado en una de sus anécdotas empeña el contrabajo con el que trabajaba una mañana, esperando recuperarlo en la tarde, pero no fue así, y estando en el grupo de Dulzaides se apareció en un toque que realizarían en un Hotel reconocido de Cuba. Dulzaides le dijo que resolviera como quisiera pero que ya se acercaba la hora de tocar y fue cuando el maestro Fonseca Benemelis empieza a realizar un espectáculo inesperado, siendo el Showman del evento, haciendo los sonidos del bajo con la boca, durante toda una noche de presentación, fue un hecho apoteósico.