Rita Fernández y su crítica al machismo en el vallenato

0
138

‘La eterna juglaresa’ analizó el género musical, los talentos femeninos y también los retos que afronta como la primera presidenta de SAYCO.

Tomado del Diario El Heraldo. Edición Nov. 4 de 2020

Si hay una mujer que ha luchado a lo largo de los años por lograr que la figura femenina también tenga protagonismo dentro de la música vallenata esa es la acordeonista, pianista y cantautora samaria Rita Fernández Padilla.

A punta de talento y valentía ha logrado inscribir su nombre con letras doradas en la historia de este folclor, debido a que creó el primer conjunto vallenato femenino: Las Universitarias, jóvenes menores de 20 años, participantes en la primera edición del Festival de la Leyenda Vallenata (1968)

Esta maestra del vallenato es la creadora de éxitos como: Sombra perdida y Las dudas del amor, grabadas por el Binomio de Oro; Tierra blanda, inmortalizada por Jorge Oñate; Reflejo de amor, popularizada por Alfredo Gutiérrez, o Amor y penas, grabada por la Billo’s Caracas Boys, entre otras.

Actualmente es la presidenta de la Sociedad de Autores y Compositores – SAYCO, siendo la primera mujer en ocupar este cargo. Desde allí sigue su lucha musical.

“La Juglaresa eterna del Vallenato”, como la llaman muchos en el género, vuelve a sonar en la actualidad luego de que Peter Manjarrés hiciera una nueva versión de Sombra perdida, canción que cumple 40 años. Lo primero que explica del éxito grabado por Rafael Orozco e Israel Romero es que es la continuación de Tierra blanda.

La hizo imaginándose los atardeceres frente al mar que la vio crecer en Santa Marta. “¿Qué fuiste tú para mí?/ un grito que se ahogó en la distancia/ un sol que murió con la tarde”, reza en la introducción del tema.

“Esto lo dije haciendo   una comparación a la forma como se sumerge el sol en el mar. No quise dejar tan escueto ese sentir y lo complementé con una frase motivadora y le reconozco el significado que tuvo ese amor: ‘Un cielo colmado de estrellas/ en noches veraneras, fuiste tú para mí/ tú fuiste el ave de paso/ que vino a posar en mi vida’”, recordó cantando las estrofas del tema que captó toda la atención del Binomio de Oro y que grabaron en 1980.

El machismo en el vallenato

Pese a la popularidad que alcanzaron sus letras, Rita aún se realiza algunos cuestionamientos ligados al pensar de los hombres que han sostenido la música vallenata. “Hay muchos artistas que triunfaron con mis letras, pero parece que el machismo no les permite volver a grabarme. Ni más me volvieron a buscar, piensan que grabarle a una mujer quizás no es una propuesta tan fuerte. Sin embargo, yo no compongo ni para el hombre, ni para la mujer, compongo para la universalidad del sentimiento. Siempre cuando me los encuentro me dicen que quieren grabarme, pero solo queda en buenas intenciones”, dijo con voz firme.

Agregó que estando muy joven creó el conjunto vallenato Las Universitarias, el cual le permitió ingresar a un mundo que había sido consolidado por hombres. “Sin embargo, consideré que con talento podía hacer un aporte, irrumpimos con muchos comentarios positivos y también mostramos la belleza del vallenato, manejado desde la ternura de la mujer”.

En cuanto al lugar que se le está dando a la mujer dentro de este género musical, aplaude que sean muchas las que se hayan animado a hacerlo con calidad. “Hoy existe mucho talento femenino ligado al vallenato, tanto vocalistas como ejecutantes del acordeón que son excelentes. Creo que está comenzando una nueva cultura de apreciación y valoración de las mujeres en el vallenato y eso es aplaudible. En mi época yo luché muy sola, al igual que lo hizo Patricia Teherán en su tiempo, cada una lo hizo de manera distinta, pero con unas ganas enormes. En ese sentido va enfocado mi consejo a todas las jóvenes y es a que se apasionen por lo que hacen y a que confíen en su talento, eso las hará brillar”, dijo Fernández.

Tomar las riendas de SAYCO

Esta maestra musical que reside entre Valledupar y Bogotá fue escogida  de forma unánime como presidenta de SAYCO el 24 de mayo de 2019.

Desde entonces, afirma haber asumido este reto con el objetivo de mejorar las condiciones de los compositores colombianos. “Mi misión en SAYCO es propender por el bienestar de nuestros más de 10 mil socios, especialmente los más adultos, ellos tienen derecho a vivir una vejez digna. Es nuestro trabajo velar por ellos y aunque muchas personas en medios de comunicación quieran enlodar nuestra imagen debo decirles que estamos actuando con transparencia”.

Finalmente, sobre el apoyo que han brindado a sus asociados en tiempos de pandemia, indicó que  el objetivo es aliviar un poco sus economías.

“Nos hemos enfocado en los que tienen una situación económica difícil. En medio de esta recesión invertimos alrededor de 1.200 millones de pesos para crear un ‘bono solidario’ que distribuimos entre cuatro mil compositores de mayor dificultad económica, y a pesar de la pandemia hemos cumplido”, concluyó Rita Fernández, eterna enamorada del vallenato.