La Dirección Nacional de derechos de Autor (DNDA) en trascendental Fallo ordena al Hotel San Fernando Plaza de Medellín, indemnizar los perjuicios causados a la organización SAYCO-ACINPRO (OSA) por omitir el pago de Derechos de Autor.

0
2247

La Dirección Nacional de Derecho de Autor – DNDA, en ejercicio de sus funciones jurisdiccionales, declaró responsable al HOTEL SAN FERNANDO PLAZA DE MEDELLÍN por ejecutar públicamente en sus instalaciones obras musicales sin autorización previa y expresa de la Organización SAYCO-ACINPRO, y lo condenó al pago de los perjuicios causados desde el año 2015 a la fecha. Así mismo, le ordenó abstenerse de comunicar públicamente obras musicales hasta tanto obtenga la licencia necesaria de la OSA.

El HOTEL SAN FERNANDO PLAZA desde el año 2015 no cancelaba a la OSA los derechos patrimoniales de autor por las obras musicales que utilizaba en las habitaciones y zonas comunes del establecimiento, omitiendo el cumplimiento de la ley y de la jurisprudencia de la Corte Constitucional relacionada con las garantías del derecho de autor.

El Hotel condenado por la DNDA, cancelaba los derechos de autor y conexos a un gestor individual llamado GARRIDO ABAD, quien, sin ser el titular ni representar las obras musicales utilizadas, se apropiaba de los dineros generados. GARRIDO ABAD fungió como abogado del establecimiento en mención en desarrollo del proceso judicial, y terminó derrotado en sus infundadas consideraciones jurídicas, mediante las cuales ha venido engañando a diferentes establecimientos de comercio en el país.

En aplicación de este contundente fallo emitido el 10 de julio de 2019, la organización SAYCO – ACINPRO exhorta a los diferentes establecimientos de comercio del país que se encuentren en similar situación, para que consulten la titularidad o propiedad de las obras musicales que utilicen en sus negocios, con el fin de identificar a quién deben pagar los derechos de autor que se causen, para evitar que sean estafados por los autodenominados gestores individuales y de esta manera ahorrarse engorrosos juicios en los que posteriormente resulten condenados a pagar altas sumas de dinero por los perjuicios causados.