EL MAESTRO DE LA SEMANA SAYCO JOAQUIN PABLO ARGEL: UN JUGLAR DEL PORRO

0
278

Corría el año de 1965, cuando una melodía única en sus sonidos alegres y sonoros, que invitaban a mover de pies a cabeza el cuerpo, se escuchaba por primera vez en los estudios de Discos Victoria en Medellín. Era el embrujo de las tierras cordobesas en las notas mágicas del clarinete del Maestro Joaquín Pablo Argel, que daban vida a una de las melodías más célebres del porro colombiano: La butaca,  un tema que en sus inicios se llamaría ‘La quiebra huesos’, pero fue rebautizada La butaca en honor a un asiento viejo en el que el maestro acostumbraba a sentarse a componer en la casa de su madre.

Córdoba, tierra de porros, gaitas, bullerengues y cumbias vieron nacer en el pueblo de Rabolargo, un 6 de agosto de 1929, a uno de sus hijos más queridos y representativos del folclor del Caribe. Desde niño, Joaquín Argel pasaba largas horas viendo ensayar a las bandas de pito y acordeón de su tío materno Daniel. Ese ambiente musical, propio de aquella tierra, permitió que sus dones musicales afloraran en compases maravillosos en ritmo de porro, junto con su compañero de toda su vida: el clarinete.

El maestro Argel es uno de los últimos juglares del porro. A sus 91 años sigue luciendo una sonrisa amable, cálida y sencilla, que comparte a diario con su familia  y amigos. Aún recuerda las vivencias y la sensibilidad que plasmó en alegres  melodías interpretadas con la magistral Banda 11 de Noviembre, un curioso nombre que, según nos cuenta su hijo Darío Argel, surgió cuando el maestro a la edad de 20 años fue invitado a tocar al pueblo de San Pelayo, y al llegar al evento se dio cuenta que la Banda no tenía nombre.

     

Entonces, como el festival se realizaba el 11 de noviembre, le dejó ese nombre: Banda 11 de Noviembre de Rabolargo, agrupación ya legendaria que durante décadas ha puesto a bailar a varias generaciones, con éxitos como: Entre Ciénaga y Playones, Oveida, La Mayupa y su obra más importante La butaca, tema infaltable en todas las fiestas de la región y, por supuesto, en el Carnaval de Barranquilla. Y a La butaca le nacieron dos hijitos musicales: La butaquita y El butacón. Como dato curioso, La butaca cuenta con una versión en champeta de la agrupación Keniantu, de 1992.

SAYCO se siente honrada en contar con tan importante maestro y socio JOAQUIN PABLO ARGEL, juglar de nuestro ritmo caribe, el porro, parte de nuestra identidad cultural colombiana.

SAYCO, siempre enalteciendo y apoyando a nuestros Autores y Compositores.