Autores cantan a favor del pago del derecho de autor y avalan a SAYCO

0
267

“Si utilizas mi canción, porqué te duele pagar

Si es un mandato legal que está en la constitución

Y sea presente o virtual, te vales de mi canción

Yo tengo familia igual, que visten y comen por Dios”

‘Mandato Legal’, canción de Andrés Bolaños…

Interpretando las letras que le dan vida a la música, con Rafael Manjarrez como mentor, el compositor Andrés Bolaños y el artista Ivo Díaz, se unieron para dar vida a la canción ‘Mandato Legal’, una reflexión al mejor estilo vallenato sobre la necesidad del pago de los derechos de autor, y un llamado a la conciencia al Gobierno Nacional, empresarios y organizadores de eventos para que se cumpla el mandato constitucional del justo pago por el uso de las obras de los más de 9000 compositores que conforman la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia –SAYCO-.

‘Mandato legal’ se ha hecho viral desde su difusión y ha contado con el apoyo de miles de músicos, no solo del folclor vallenato sino de artistas de otras regiones del país. A muchos les recuerda las canciones protesta del maestro Hernando Marín (q.e.p.d.), y por eso hoy se unen en una sola voz para respaldar la labor de SAYCO, la entidad que vela por sus intereses y los ayuda a mantenerse a flote en esta pandemia.

“Las canciones son propiedad privada y quien quiera usarlas tiene que pagar”, expresa una de las estrofas de la canción, que busca aclarar a los usuarios de la música que el uso de los derechos de las letras de las obras musicales tiene un valor, y es este pago de derecho de autor el que sirve de sustento a los compositores.

La música despierta en los seres emociones variadas, pero las letras de las canciones a través de la audición sensitiva se instalan en el corazón, expresa Rafael Manjarrez, Vicepresidente de SAYCO, quien manifestó que “los compositores colombianos damos gracias al Gobierno Nacional, en cabeza del Presidente Duque, por el respaldo que nos ha brindado al respetar la normativa atinente al derecho de autor, al tenor de los convenios internacionales, que se hacen bloque constitucional; nuestro llamado respetuoso es algunos  congresistas, pidiéndoles mesura cuando se refieran a nuestra Sociedad. En un Estado social de derecho debe imperar la presunción de inocencia, de rango constitucional y los anuncios con cuestionamientos dirigidos a personas específicas, deben ser fundamentados en datos concretos y no en especulaciones o conjeturas”, declaró Manjarrez.

A su vez, aclaró que “el sentir de esta canción es pedirles a los organizadores de eventos que, así como nosotros reconocemos que ellos son un motor que permiten que se fomente la causación y un volumen mayor por concepto de pagos de derechos de autor, ellos, reconozcan que, gracias a los autores y sus letras, las canciones toman fuerza y se llevan a cabo los conciertos. Descalificar a SAYCO que es la única herramienta que permite que nuestra propiedad privada se traduzca en beneficios económicos concretos para los autores y sus familias, no nos parece un procedimiento justo ni razonable, concluyó Rafa Manjarrez.

En el estribillo o coro de la canción, el autor López Bolaños invita a los empresarios a negociar las tarifas, a llegar a un acuerdo, pero también a pagar por el uso de la música, expresando a lo largo del tema musical que los autores viven de su talento y con ello, pagan, comen y viven sus familias.

La canción promete convertirse en el himno de los compositores, quienes manifiestan al unísono no estar dispuestos a permitir que se agreda a su Sociedad sin que se muestre una sola prueba, dan gracias a la prensa nacional porque sienten que a pesar de la presión de un sector de los empresarios, cuya estrategia para evadir el pago por el uso de las obras musicales de los compositores es la desinformación, las noticias emitidas son generalmente imparciales, son ellos, los únicos a los que el Gobierno debe escuchar su clamor, de detener las noticias falsas sobre la verdadera labor de SAYCO, y mantener en firme a la organización que los apoya y protege, así como dice la canción:

“Págamele a SAYCO, que SAYCO me paga a mí,

y yo tengo que pagar, lo que ayer fiao, me comí

la ley de autores mundial, no la inventamos aquí”.

MANDATO LEGAL

Autor: Andrés López Bolaño

Intérprete: Ivo Díaz

I

Así como tú pagas el escenario, pagas los grupos y hasta un permiso municipal,

Así debes pagarle también a SAYCO, como ordena el Gobierno Nacional,

Te ensañas con el humilde maestro, que aporta el concierto el insumo esencial,

 Y se te ocurre es atacar a SAYCO, con la intención clara del pago burlar,

Las canciones son propiedad privada y el que quiera usarlas tiene que pagar,

Y es que ningún grupo toca, si no existe una canción

Solo percusión y notas no despiertan emoción,

El público se la goza y aplaude con más furor

Es coreando las estrofas que hizo ese compositor

Yo pago si uso tus cosas, has lo propio por favor.

Si utilizas mi canción, ¿por qué te duele pagar?

Si es un MANDATO LEGAL que está en la Constitución

Y sea presente o virtual, te vales de mi canción

Yo tengo familia igual, que visten y comen por Dios

Si el tema es, por negociar las tarifas,

Negócialas,

Pero, paga, paga

II

Las canciones no nacen como en el campo, frutas silvestres y cualquiera coge para comer

Nacen de un gran talento que el Señor pone en cada maestro, sagrado don para componer

Y como todo tiene un complemento, Dios en sus inventos infalible es,

Nos dio una empresa, además el talento, pal sustento y mis derechos defender

La Decisión Andina nos ampara y el Convenio Berna, cerciórate bien

Y es nuestra SAYCO del alma, quien defiende mi canción,

Esa que escuchan y bailan, tiene su compositor

Es injusto no pagarla, reflexionen por favor,

Que Dios de eso no se agrada, no les manda bendición,

No entiendo porque no pagas, ese derecho de autor,

Págamele a SAYCO ya, que SAYCO me paga a mí,

Y yo tengo que pagar, lo que ayer fiao’, me comí

La ley de autor es mundial, no la inventamos aquí.