El día que Alejo Durán habló de la fama en entrevista con Rafael Manjarrez

0
194

*El maestro Alejo Durán, dejó una huella imborrable en el folclor vallenato. Su calidad interpretativa y amplias cualidades de ser humano, lo llevaron a la cumbre de la música vernácula.

Por: Juan Carlos Travecedo

El 15 de noviembre de 1989, el luto invadió el folclor vallenato. Ese día, falleció en Montería el maestro Alejo Durán, a sus 70 años de edad, en medio de una conmoción que generó su muerte en el mundo de la música.

A propósito del maestro Durán (Q.E.P.D.), cuando se conmemoran los 31 años de su muerte, es recordado por toda una corriente de acordeoneros, cantantes y compositores; toda vez que cumplía con esas tres facetas con gran versatilidad y enmarcado en un estilo propio, que llevaron al vallenato a la parte más alta del podio musical.

Uno de los más ilustres compositores de la música vallenata, el maestro Rafa Manjarrez, tuvo el privilegio de entrevistarlo, en un especial para el programa ‘Estelares del Vallenato’, que se transmitía por el Canal Regional Telecaribe y que, en ese entonces, era el principal escenario audiovisual para los artistas del género.

  

En esa entrevista, cargada de mucha emotividad, el maestro Alejo Durán se refirió a la fama de forma jocosa, pues Manjarrez, hace referencia a Náfer, su hermano como un gran sucesor de toda una dinastía.

“Yo siempre le digo a Náfer que él toca mucho acordeón y es un gran compositor; pero la fama la tengo yo”, dijo entre risas el maestro Alejo en entrevista concedida a Rafa Manjarrez.

Esa fue la última entrevista de Alejo Durán en televisión; y aunque ha pasado mucho tiempo, no se ha borrado de la memoria de Rafa Manjarrez, ese momento que aún conserva, como conserva la historia de todo un proceso y contactos para concretar el encuentro.

  

“Yo era el presentador y el coordinador del programa y él estaba tocando donde unos amigos de San Ángel (Magdalena), donde el viejo Aníbal Tapias, de los Meza, mi compadre José Meza Batista (Q.E.P.D.) me comentó y yo aproveché: le dije al doctor Blas García para que lo contactaran y lo contactaron. La entrevista fue en Barranquilla en la casa de Gerbacio Valdeblánquez a las 10 de la mañana de ese dia.”, relata Rafa Manjarrez.

Agrega Rafa que “lo que yo creo es que al maestro Alejandro Durán, a pesar que no era un hombre estudiado, se le notaba una estructura, una disciplina en el pensamiento; porque eso se evidenciaba, en la forma clara en que contestaba las preguntas y bien enfocadas” indicó igualmente que “de hecho esa fue una entrevista muy larga en donde él hizo apreciaciones además estratégicas, cuando dijo que no había perdido nada porque él tenía a su pueblo que lo del festival eran gajes del oficio; pero que, para él, lo más importante era su pueblo”.